Un poco de los grandes...

"Si nada nos salva de la muerte, al menos que el amor nos salve de la vida". Pablo Neruda.
“Me he tomado también tu taza de café. Ya casi no tengo azúcar, pero me acordé que a ti te gusta amargo. Sabe muy feo. Como esta soledad. Como este estar deseándote a todas horas.” Jaime Sabines

domingo, 6 de abril de 2014

One more time with feeling.



Sé que quieres no necesitar de mí, 
que tu orgullo te manda a otros lugares, 
caminos en dirección contraria a mí, a mi pecho, tu morada. 
Pero, al final del día, en quien piensas, 
a quien necesitas, 
a quien sigues amando a pesar de las contradicciones que para ti representa... 
Es a mí.         


Te lo digo no por ego, ni por moralista; 
te lo digo porque lo noté al besarte, 
por como cierras los ojos cuando lo hago, 
por cómo se descompasa tu respiración; 
porque, de seguro, te has de haber quedado con más ganas que yo... 
Más ganas de seguir, 
de vivir, 
de decir sí
y de tirar la autocompasión.


lunes, 31 de marzo de 2014

Todo lo que no te dije (insite)

Este día quiero compartir una canción que textualmente dice mi sentir. Muy probablemente sea el sentimiento de alguien más que por casualidad llegó a dar con este blog. Si ese fue tu caso, bienvenido al mundo del amor y sus desventuras.
"Abandonad las esperanza todo aquel que entrais ahí" (La Divina Comedia de Dante Alighieri). Esa sería mi frase del día para citar el desamor. Un pequeño chascarrillo, algo dramático, pero finalmente, ¿Qué sería de este blog sin el drama?. xD

Que no puedo estar sin ti, 
Que no vivo si tú no estas junto a mí. 
Mi vida, no puedo dormir, 
El sol ya no quiere salir. 
Te fuiste lejos...
Dame un lugar, una señal que me recuerde a ti, 
Y ahí quedarme. 
Sonríeme, déjame verte bien. 
Nos vemos otro día, vete, adiós... 
Y ahora voy a sentarme en la silla de aquel bar, 
Recordarte más y sentir tu piel. 
Mi vida ya, ya me dejaste de pensar, 
Y van tres días ya... sin verte. 
Disculpa ven, te quiero decir que me gustas tanto. 
¿Quieres pasar tu vida junto a mí? 
Y ahora voy a sentarme en la orilla de este mar, 
Y vengo a gritar tu nombre y todo lo que siento por ti. 
Mi vida yo no te he dejado de pensar, 
Y sin tus brazos yo no sirvo, 
Y sin tus brazos yo me rindo...






sábado, 29 de marzo de 2014

Dolor de otra ocasión.

¿Recuerdas… Cuando el cielo estaba sólo a segundos de mis labios y tus labios; cuando nuestro abrazo podía ser más resistente que un enlace covalente; cuando podías estar horas sumergida en caricias de mis dedos, que no cesaban su maratónica tarea de tocar el terciopelo de tu piel; todas esas veces que juramos un amor eternamente?



¿Recuerdas todas las cosas que me dijimos que haríamos? ¿Lo que no hicimos? ¿Lo que ya no somos?

martes, 28 de enero de 2014

YO QUE SOY DE TI



Estos ojos que miraban a la distancia, te buscaban, te anhelaban, te imaginaban,
ansiosos desvestían los rostros al pasar,
ésta mirada  perdida vagaba, en el silencio del tumulto al murmurar,
alegre soñaba con tu espalda volver a acariciar.

¿La muchedumbre puede ver quién solloza tu nombre?.

Estos labios callan lo que estoy gritando  por dentro,
errantes te vociferan al compás del ruido de todos al caminar.
ya no tienen puerto y no encuentran consuelo,
pues eran tus besos la paz y la vida que necesitaban.

Las manos que corrían libres por tu piel y dibujaban el amor con cada caricia,
hoy sólo son las ruinas de la artista que se perdió tras tu partida.

¿Ellos imaginan que existió un amor tan puro como el nuestro?

El olor de la tierra que se baña,
crea tertulias en nuestros lugares,
extrañados me preguntan, ¿Que día volverás?.
ellos insisten en nombrarte y persisten en recordarte.  

Ésta tu piel cubierta pero desnuda siente el frío de tu ausencia,
extraño el calor de tu cuerpo  y el abrigo de tus abrazos,
desierta camina entre las calles víctima del viento que con paraguas anda.

Ésta tarde lluviosa éstos tus ojos miran a la distancia, te buscan, te anhelan, te imaginan,
ansiosos desvisten los rostros al pasar,
ésta mirada  perdida vaga, en el silencio del murmullo de las gotas al resbalar,
alegre sueña con tu espalda volver a mirar.


viernes, 10 de enero de 2014

Dans une chambre.


Princesa de ojos negros, no sé qué me habrás hecho,
Pero desde que te sé, has capturado mi mente,
Haces conmigo lo que quieres, 
Pues sabes que cedo amablemente,
A tus ojos fieros, a tu mirada imponente.

Al final, sé que fue más la necesidad.
Necesitabas el viento que te exhalo, avivando más tu infierno.
Y eso, querida mía, quiere decir que yo no aprendo,
No sé decirle no a lo ardiente de tu tacto, a lo dulce de tu pecho;
No sé decirle no al amor que me arde dentro.

Han pasado muchas horas desde el último de los encierros,
Pero mi piel has marcado y ya no te siento lejos.
Creo… Nos hemos vuelto a condenar. 



domingo, 5 de enero de 2014

Noche de invierno.


Te pienso y te siento a cada instante... En los versos que leo del tal Neruda y en las ganas, que me ahogan, de besarte. En la mañana gris en que no estás para abrazarme y en tus caderas que andan, sin rumbo, a mi delante. Te pienso en mi paz y en mi fuego, te siento como llama que ardes, como esa sed que no para de llamarme…


Quisiera pensarte sin melancolía y que no se congelen mis alientos,  pero dime, ¿qué hago, amada mía? Si de tu boca no sale consuelo que me abrigue y ya el sol nos queda lejos.


lunes, 25 de noviembre de 2013

FIN

Es de día afuera de mi habitación, noche dentro de ella.
Las manecillas avanzan sin perdón alguno & recapitulo:

  • Un día más de vida, ¡Gracias!
  • Una familia saludable & hermosa, ¡Gracias!
  • Un techo & comida, ¡Gracias!
  • Amigos, ¡Gracias!
  • Salud, ¡Gracias!
  • Escuela, ¡Gracias!
Sólo que hoy no le puedo sumar algo a mi lista diaria. Por que está & no lo está al mismo tiempo.
¿Por qué?; es que no lo quiero dejar aún.
¿Por qué?; no lo sé.
Sí lo sabes; quiero que él me lo diga.
¿Por qué?;  no lo sé.
Él se fue hace mucho tiempo de ti & lo sabes, tienes razón. 
Él me quiere, ¿no es verdad?. Tú conoces la respuesta. Es verdad.
¿Qué debo hacer?, debes soltarlo & dejarlo ir. No lo busques más, no le llores otra vez, no le hables, no lo pienses, no le veas en tu memorias ni en tus sueños. Él se marchó tu lado hace tanto. El amor acabó & te duele reconocerlo. No te aferres.
No mendigues amor, tiempo, detalles, caricias, besos, desvelos, pensamientos; no le mendigues a él, lo alguien más te quiere regalar. 
Habrá quién lo quiera & lo ame, pero jamás lo amarán como lo hiciste tú. 
¿Puedes sentir su corazón latir cerca del tuyo?; No.